Divulgación del Mercado de Arte

 

Recuperado un cuadro de Leonardo da Vinci de una caja fuerte de Suiza.

10 feb 2015

Hace dos años el profesor Carlo Pedretti, profesor emérito de Historia del Arte y profesor de estudios de Leonardo da Vinci en la Universidad de California, aseguró que había encontrado en una caja fuerte...

Hace dos años el profesor Carlo Pedretti, profesor emérito de Historia del Arte y profesor de estudios de Leonardo da Vinci en la Universidad de California, aseguró que había encontrado en una caja fuerte de una familia Suiza un óleo sobre lienzo de este artista, el retrato de Isabella de d’Este, de 61 por 46.5 cm, réplica casi exacta del carboncillo realizado en 1500, que se conserva en el Museo del Louvre. El cuadro, que llevaba varios siglos perdido, había sido sacado de Italia de forma irregular, por lo que la fiscalía de Pesaro pidió su incautación a la policía helvética, pero la obra desapareció antes de poder recuperarla.

El cuadro fue pintado por Leonardo da Vinci tras escapar de Milán en 1499, debido a la invasión francesa y refugiarse en la vecina ciudad de Mantua, bajo la corte de los Gonzaga y la protección de Isabella d’Este, esposa de Francesco Gonzaga.

Ahora que  un vendedor anónimo pedía 95 millones de euros por la pieza, ha podido ser finalmente confiscada por la policía italiana en una caja fuerte de Lugano, Suiza.

De regreso a Italia se iniciarán dos procesos. Por un lado la investigación policial que intentará aclarar las oscuras circunstancias que rodean esta obra de Arte, qué ha pasado con ella desde que el experto anunció su descubrimiento en 2013. Según el fiscal de Pesaro, el cuadro fue sacado “a toda prisa” de Suiza, llevado a Italia y, cuando los supuestos traficantes de obras de arte creían que las aguas se habían calmado, enviado de vuelta a la caja fuerte suiza.

Además también asistiremos a la confrontación de opiniones de diversos expertos sobre la atribución realizada por el profesor Pedretti en octubre de 2013, según el cual la obra fue pintado en el último periodo de su vida y tiene la luminosidad y la enigmática sonrisa características de la Mona Lisa. Ya iremos contando cómo se desarrolla esta controversia que resulta apasionante tanto para el público y como para los profesionales.

 

Volver